La reanudación de la actividad sexual después de un ataque cardíaco se relaciona con una mejor supervivencia, según un estudio.

Tener relaciones sexuales de nuevo unos meses después de sufrir un ataque al corazón puede mejorar las posibilidades de supervivencia, según sugiere una nueva investigación.

En el estudio de 22 años, los investigadores de la Universidad de Tel Aviv en Israel analizaron si el regreso a los niveles habituales de actividad sexual poco después de la hospitalización por un primer ataque al corazón se asociaba con mayores posibilidades de supervivencia a largo plazo.

El estudio, publicado en el European Journal of Preventive Cardiology, encontró que mantener o aumentar la frecuencia de la actividad sexual dentro de los primeros seis meses después de un ataque cardíaco se asociaba con un riesgo 35% menor de muerte en comparación con la abstención o la reducción de la frecuencia de la actividad sexual.

También se relacionaba con una reducción de la mortalidad no cardiovascular, como el cáncer.

El profesor Yariv Gerber, de la Universidad de Tel Aviv, Israel, dijo: “La sexualidad y la actividad sexual son marcadores de bienestar.

“La reanudación de la actividad sexual poco después de un ataque cardíaco puede formar parte de la autopercepción de una persona sana, funcional, joven y enérgica”.

“Esto puede conducir a un estilo de vida más saludable en general.”